Oír la voz de la otra mitad: la Informalidad

Columna de Opinión

Oír la voz de la otra mitad: la Informalidad

Bogotá D.C. , 25/02/2021

Foto: @ViceColombia

Por: Marta Lucía Ramírez
Vicepresidente de la República

Stranger Things, una de las series más taquilleras de Netflix, narra la historia de un pueblo en el que un grupo de jóvenes descubre un universo paralelo, “El Otro Lado”, donde en un contexto más sombrío, en presencia de monstruos y el olvido, simultáneamente a su realidad ocurren los mismos hechos. Una trama descabellada, dirían algunos, pero justamente la razón de su popularidad. ¿Qué tan ficticia es la existencia de universos paralelos?

La dualidad formalidad-informalidad es uno de los ejemplos más representativos. Nuestra población ha vivido en dos universos paralelos: De una parte, los trabajadores formales, que cotizan a pensión, tienen ingresos estables, vacaciones y acceso al sistema financiero. De otra, los informales, población olvidada, víctima del monstruoso vaivén de la economía del rebusque.

Según el DANE, este sector representa cerca de la mitad de la población ocupada del país. En ciudades como Cúcuta, Sincelejo o Santa Marta, supera el 64%. La pandemia ha acentuado esta división, en tanto el confinamiento paralizó su vida productiva.

Con la implementación récord del Ingreso Solidario, que cobija más de 3 millones de personas, priorizamos a los que viven a merced de la informalidad. No obstante, las ayudas deben ser complementadas con políticas laborales que permitan su inclusión productiva; solo por esa vía, serán partícipes de las bondades del crecimiento económico.

Gobierno nacional y territoriales junto al sector privado estamos trabajando unidos para dar respuesta definitiva a nuestros emprendedores de a pie. Entendiendo la multidimensionalidad del problema, articulamos esfuerzos para brindarles acceso a financiamiento, asociatividad, capacitación y digitalización, entre otros. Buscamos de esta manera habilitar su tránsito hacia el universo paralelo de la formalidad.

Implementamos, a manera de piloto, los laboratorios sociales para la inclusión productiva en Barranquilla, Popayán, Bucaramanga, Cúcuta, Pereira, Villavicencio, Ibagué, Neiva, Montería, Cartagena y Sincelejo, en donde focalizamos cerca de 40.000 emprendedores de a pie.

Según el DANE existen más de 925.000 micronegocios en estas ciudades, de los cuales 14% desarrollan su actividad como vendedores ambulantes y el 34% en su vivienda.

“El Otro Lado” debe existir únicamente en la ficción. Hoy, más que nunca, se hace necesario pensar medidas audaces e innovadoras para la superación de la crisis y la reconfiguración del aparato productivo hacia la equidad, el empleo y la formalidad. Mejorar el nivel de bienestar es una condición necesaria para una Colombia próspera, incluyente, sostenible y en paz.

Publicada en Diario Vanguardia Liberal
http://bit.ly/3qUKYg9